Diálogos constructivos para el 2016

Enero -Discurso en el Congreso

Hacer del 2016 “el año de los diálogos constructivos” con todos los sectores, fue el compromiso público que hizo el presidente Juan Orlando Hernández durante la presentación del informe de logros 2015 ante el soberano Congreso Nacional.

“Hermanos y hermanas, durante este tiempo hemos limpiado la parcela, labrado la tierra, hemos puesto la semilla del progreso, es nuestro compromiso cuidar la planta para que todos juntos podamos cosechar. Hemos avanzado, pero estamos conscientes que aún falta mucho por hacer”, dijo el gobernante.
A su juicio, el pueblo hondureño merece “que hagamos la inversión necesaria de voluntad y tiempo para debatir con respeto y espíritu patriótico muchas de las diferencias que hoy nos dividen. Discutamos abiertamente todos los temas sin otro motivo, que no sea el amor a la patria y al pueblo hondureño”, sostuvo.

Hernández entregó a cada diputado un informe pormenorizado de los logros alcanzados en 2015 por su gobierno, los que no habrían sido posibles sin la vocación patriótica y democrática de los diputados de todas las bancadas, que entre acuerdos y diferencias de pensamiento, lograron apoyar leyes vitales propuestas por el Ejecutivo para el desarrollo de Honduras.
A continuación el discurso pronunciado por el presidente Hernández, al instalarse la tercera legislatura en el Congreso Nacional:
Señoras diputadas, señores diputados:

Hoy vengo a cumplir con la presentación del informe del año 2015. En cada uno de sus curules esta la información para que ustedes puedan verla en detalle, hoy les hablare a grandes rasgos.

Quiero agradecer en primer lugar a Dios nuestro señor, por tenernos esta mañana reunidos, estar hoy aquí ante esta representación del pueblo. Hoy también celebramos el día de la mujer hondureña y desde esta tribuna quiero tributar un reconocimiento a la mujer hondureña, obrera, profesional, campesina, a ustedes mujeres diputadas que representan nuestro pueblo, a las diputadas hermosas del Congreso Nacional que hoy están acá.
Quiero en particular detenerme y mandar un efusivo y especial saludo a la mujer madre soltera.
Como siempre le envió un saludo especial a mi querida madre, doña Elvira que esta de cumpleaños, muchas gracias mamá por todo, felicitaciones que Dios me la bendiga muchas gracias por todo. Igual a Gladis Aurora. Y también de igual manera felicitar a una extraordinaria mujer, a alguien que yo quiero mucho, mi compañera y madre de mis hijos, a mi querida esposa Ana Rosalinda García Carias.
Quiero iniciar mis palabras haciendo un especial y público reconocimiento a la labor desarrollada por ustedes Congreso Nacional, por el análisis y aprobación de iniciativas importantes para Honduras, hoy puedo mencionar muchas cosas, pero básicamente me voy a referir a la Ley Marco de Protección Social, la Nueva Ley para la Organización y Regulación del Transporte Público y la Ley del Sistema Integrado De Emergencias, 911.
Soy consciente de las diferencias de pensamiento de las distintas fuerzas políticas representadas en este Congreso, se manifestaron diferencias sobre cada una de estas iniciativas, sin embargo, el haber logrado articular los acuerdos y consensos necesarios para transformarlas en ley, muestra la clara vocación de construcción institucional en favor de los intereses superiores de la patria. Por eso gracias diputados y diputadas de todas las bancadas.

Quiero destacar el proceso de análisis al que fue sometido el Presupuesto Nacional de Ingresos y Egresos, y su aprobación. Como manifestamos en su momento, este presupuesto es una buena muestra del trabajo conjunto del Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, representa las grandes orientaciones en las que coincidimos para lograr los avances que merece y espera el pueblo hondureño.
Señoras y señores legisladores:

En el informe que entregamos, también planteamos las áreas en las que hemos encontrado restricciones, las demoras que hemos enfrentado y eventos imprevistos.
Como ejemplo hablando de imprevistos señalo la particular severidad de la sequía durante los dos últimos años. Entre otros efectos con el cambio climático hemos perdido cosechas en 14 departamentos, problemas de alimentar a nuestra gente en 162 municipios y una plaga virulenta de gorgojo de pino, estimulada por las altas temperaturas como consecuencia del Fenómeno del Niño.
Hermanas y hermanos hondureños:

Hay mucho por lo que todos debemos felicitarnos, y me refiero ustedes señores diputados, a los combativos militantes del partido Refundación Nacional, gracias por su contribución a Honduras, a mis amigos del PAC gracias, a la bancada Liberal gracias, a la DC, al PINU a la bancada independiente, a todas y por supuesto a mis hermanos de la bancada del gran partido Nacional muchas gracias. A todos diputados y diputadas a todos gracias por su lealtad y compromiso con Honduras, al margen de las diferencias.
Ustedes me han escuchado decir una y otra vez que yo siento que Honduras está cambiando, y que del trabajo de todos nosotros, ya sea en el acuerdo como en las diferencias de pensamiento, es que está surgiendo una nueva Honduras.
Ya logramos quebrar las tendencias negativas, y ahora tenemos que continuar con los cambios buenos en los aspectos que afectan la vida de los hondureños.

En dos años, se ha reducido en 70 % el paso de droga por el territorio hondureño y eso nos genera un ambiente diferente en el país.
Ese esfuerzo trajo como consecuencia la disminución de la violencia en el país, y se redujo la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes en 20 puntos.

Eso significa que con los esfuerzos en seguridad, hemos salvado más de 3,000 vidas de hermanos hondureños.
Otro dato importante es que en dos años, hemos capturado más de 3 mil criminales entre narcotraficantes y extorsionadores.
Estamos recuperando los espacios públicos donde la gente no podía salir, poco a poco espacios donde estamos instalando nuevos parques, espacios públicos construyendo mega-parques. Para el deporte y la sana convivencia entre los vecinos.
Por todo esto y más, Honduras dejo de ser el país más violento del mundo según el Índice de Paz Global. Ya no somos ni el primero, ni el segundo, ni el tercero, ni el cuarto ni el quinto país más violento del mundo y ese es un logro de todos los hondureños.
¡¡Quebramos la tendencia! Seguimos cambiando y construyendo la nueva Honduras.
Nuestra economía estaba postrada con un déficit público del 8%, es decir el equivalente a treinta y tres mil millones de lempiras. Ello volvía más caro y ponía en riesgo nuestro crédito nacional e internacional. Teníamos serias dificultades para hacer frente a nuestras obligaciones presupuestarias y a nuestras deudas.

Hoy en términos de finanzas públicas la casa está en orden.
Bajamos el déficit en cinco puntos, retomamos la senda del crecimiento económico sostenido. El crédito para Honduras es más barato y en mejores condiciones, y tenemos las puertas abiertas para el crédito nacional e internacional.
Estamos haciendo frente a nuestras obligaciones presupuestarias y pagando puntualmente nuestra deuda, saben cómo es eso, es como cuando un ciudadano sale de la lista negra de la Central de Riegos.
¡¡Quebramos la tendencia!! Seguimos cambiando y construyendo la nueva Honduras en materia económica.
Los pequeños y medianos productores al igual que los microempresarios han estado sin acceso al crédito, y con su producción estancada.
Creamos un Fideicomiso para la Reactivación del Sector Agropecuario y hemos invertido en los dos años L.3, 000 millones, a través de la banca a 7.5% al año para pequeños y medianos productores del agro en general. También creamos el programa Banca Solidaria, que en menos de un año ha colocado L.147 millones en manos de 35,000 de emprendedores humildes y luchadores de Honduras, quienes hoy tienen las bases para construir sus propias empresas.

A la fecha de hoy hemos creado también más de 50 mil nuevas microempresas solidarias.
Hemos creado una nueva economía, la economía de los humildes, de los luchadores, la nueva economía social de Honduras.
En la última década, se estancó la inversión en infraestructura pública. Nos comprometimos a crear condiciones para que Honduras aprovechara sus ventajas geográficas y se convirtiera en un centro de servicios logísticos a nivel regional y mundial.
Ustedes diputados, han contribuido enormemente a cambiar el país aprobando los créditos de fondos externos que hemos gestionado, aprobando las alianzas público privadas y el presupuesto que permita que Honduras tenga el mayor programa de inversiones en infraestructura que un gobierno va haber dejado en su historia.

Solo para que miren, para los próximos años hemos programado con recursos que están disponibles, invertir la cifra de L. 10,811 millones para construir los corredores viales del Pacífico, parte de occidente y varias obras de infraestructura mayor, con financiamiento público. A esto se suman las inversiones en proyectos público- privados por l. 37,323 millones para los corredores Turístico, Logístico, y también la otra parte de Occidente, terminales de y de gráneles y contenedores en Puerto Cortes, el aeropuerto de Palmerola y las obras Siglo XXI en San Pedro Sula. Todo ello suma una cifra sin precedentes de L.48, 134 millones para construir la gran plataforma de infraestructura de Honduras.
Aquí también, ¡quebramos la tendencia. Seguimos cambiando y construyendo la nueva Honduras!
Esta nueva Honduras que comienza a generar poco a poco más empleo y oportunidades para sus hijos. Con el crecimiento de la economía y de la infraestructura y con los programas de empleo y oportunidades.

Para ello creamos un programa en el cual estaremos invirtiendo L.4,700 millones para empleo y oportunidades para los jóvenes, para trabajadores rurales y de personas que tendrán acceso a su primer empleo. Aprenderán haciendo y se educarán trabajando. Además continuaremos creando oportunidades de ingreso mediante las microempresas solidarias y también masificando la Banca Solidaria.
Todos estos programas crearán este año 2016 por lo menos crearan 150,000 nuevos empleos y oportunidades para nuestros compatriotas.
¡¡ Estamos quebrando la tendencia!! Seguimos construyendo la nueva Honduras.

Nuestro gobierno está implementando la Tercera Reforma Educativa para garantizar un sistema renovado y en franca transformación. También seguiremos mejorando el sistema de salud, resolviendo los problemas de suministro de medicamentos, descentralización y adecuación de los hospitales. Hemos triplicado los recursos para la compra de medicamentos e insumos médicos.

En el año 2015, con la Plataforma Integral de Vida Mejor se atendieron 296 municipios del país, beneficiando a un millón doscientas mil personas en situación de pobreza, con los programas de vivienda atendimos a un millón 200 mil personas con programas de vivienda social, pisos, techos, filtros de agua, letrinas, pilas, eco fogones, huertos familiares. Así como bolsa solidaria, bono vida mejor, merienda escolar y Banca Solidaria.

Y no lo hemos hecho solos desde el gobierno para eso construimos puentes, hemos hecho alianzas con sectores que atienden a grupos sociales, grupos campesinos, etnias, sectores economía social, cooperativas, sectores con capacidades especiales, adulto mayor, entre otros sectores.
Estamos haciendo justicia social, llevando dignidad y solidaridad a los más olvidados de Honduras a nuestros hermanos humildes que están en pobreza.
Además, el Poder Ejecutivo y el Legislativo han hecho una contribución muy importante al avance social de Honduras, con la aprobación de la Ley Marco de Protección Social ya que avanzamos en la consolidación de una Honduras más justa e igualitaria. Aprovecho para recordarles que ya enviamos la nueva la Ley del Seguro Social, una vez que eso esté en funcionamiento habremos atendido al 95 por ciento de los hondureños que no han tenido acceso al maltrecho sistema de protección social, es un paso revolucionario que estamos dando juntos.

¡¡Construimos entre todos una nueva tendencia para la justicia social!! ¡¡Seguimos cambiando y construyendo la nueva Honduras.
Todos hemos asumido, y cuando digo toso es todos, el compromiso de construir una Honduras. Más transparente, más honesta y más confiable. La lucha contra la corrupción y la impunidad ha sido un compromiso desde el día que asumí la presidencia.

A todo lo hecho en esta materia quiero agregar hoy una mención a nuestro acuerdo con la OEA, para establecer la Misión De Apoyo Contra La Corrupción Y La Impunidad En Honduras (MACCIH) producto de algunas desavenencias de algunos desacuerdos, pero al final de conversación entre diferentes sectores sociales, económicos y políticos.

Esto pretende materializar el mismo enfoque que hemos asumido en todos los sectores: la creación y el fortalecimiento de instituciones hondureñas, capaces de resolver nuestros problemas, buscando, y aceptando las buenas prácticas y el acompañamiento que nos permita lograrlo. Todo dentro del marco de la constitución y las leyes hondureñas. Pero asumiendo la responsabilidad que nos toca como hondureños, responsabilidad que es intransferible y condición obligada del progreso genuino y duradero.

Quebramos la tendencia! Seguimos cambiando y construyendo la nueva Honduras.
Compatriotas:
Hermanos y hermanas durante este tiempo es como que hemos limpiado la parcela, hemos labrado la tierra, hemos puesto la semilla del progreso, es nuestro compromiso cuidar la planta para que todos podamos cosechar juntos, de eso se trata.
Hemos avanzado, pero estoy consciente de que falta mucho todavía, falta mucho.

No quiero despedirme sin comprometerme hoy ante ustedes, los representantes del pueblo en el Congreso Nacional, y ante todos los partidos políticos y líderes de todos los sectores de la sociedad hondureña, mi más firme intención de hacer de este año 2016, el año de los diálogos constructivos, en beneficio del país.

El pueblo hondureño merece que hagamos la inversión necesaria de voluntad y tiempo, para debatir con respeto y espíritu patriótico muchas de las diferencias que hoy nos dividen.

Discutamos abiertamente todos los temas, cualquiera que sea, sin otro motivo, que no sea el amor a la patria y al pueblo hondureño.
Repito, discutamos todos los temas, sin otro motivo, que no sea el amor a la patria y al pueblo hondureño y a eso me comprometo, estoy listo.
Le pido a Dios nuestro señor que siga bendiciendo a este pueblo noble y que nos permita crecer como nación sé que los hondureños de la mano de Dios haciendo las cosas bien trabajando, trabajando y trabajando vamos a salir adelante.
Que Dios las bendiga y los bendiga a ustedes diputadas y diputados.

Muchas gracias.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

Powered by WordPress | Designed by: best suv | Thanks to trucks, infiniti suv and toyota suv